Sobre mí

329Mis inicios en esta afición de la pesca como a muchos me viene desde los 8 años, gracias a la influencia de mi amigo de la infancia José Jorge Nava, cuando pasando unas vacaciones en un camping de León junto al río. Verle pescar me me cautivó y con la ayuda de mis padres conseguí mi primera, caña, carrete y algunas cucharillas que entre todo fueron unas 1.000 pts. Mis primeros pasos estuvieron cargados de emociones en compañía de mi buen amigo.

Lo de la pesca a mosca con cola de rata vino después y también víctima del entusiasmo que me transmitía nuevamente José Jorge Nava quien se adelantó un año en esta modalidad. Me llamó mucho la atención lo bonito y estético que era esta técnica y me volvió dejar prendado. Esta vez convencí a mi abuela para adquirir mi primer equipo de iniciación de pesca a mosca a mosca con cola de rata, aunque no pude practicar mucho porque finalizaba la temporada.

La suerte que tuve es que mis abuelos tenían una casa en león en un pueblo llamado Villimer a orillas del mítico río Porma y a la altura del Coto del Condado. Por aquel entonces pasaba los tres meses de vacaciones en el pueblo con mis abuelos y mis padres por lo que dedicaba muchas horas a estar en el río a la vez que como cualquier niño a jugar con mis amigos.

Recuerdo que la primera trucha que saque a mosca fue en el río Porma a la altura de Santibañez. Una trucha que peso 700 gr. Cuando conseguí sacarla me senté en la orilla por que me temblaban las piernas de la emoción. Ese día acabo la temporada de pesca por lo que a los pocos días volví a Gijón. Desde aquí mi vida cambió y empezó una nueva y larga vida como pescador a mosca, comenzando a confeccionar mis primeras moscas, comprando los anzuelos, hilos y plumas de mis primeros pasos en el montaje. Acudía a la tienda de Artículos de pesca Ferrao quienes me ayudaban a mejorarme día a día con sus sabios consejos y vídeos y con tan sólo 10 años empecé a montar moscas.

Con 16 años me adentré en el mundo de la competición y como es lógico en este mundo aprendes a pasos de gigante, viendo a los pescadores en acción. El primer año me clasifiqué para el Campeonato Nacional pero no pude asistir por un problema administrativo. Pero por fin en 1999 tuve la suerte de pescar en lo que fue mi primer Campeonato Nacional de Salmónidos. Pagué la novatada y entre mi inexperiencia y los nervios, acabé en el puesto 29, pero que fue muy gratificante y satisfactorio.

Seguía practicando y aprendiendo y en el 2002 me volví a clasificar de nuevo para el mismo campeonato. En esa ocasión jugaba en casa en Asturias y en el que estuve haciendo un buen papel hasta la última manga en la que los nervios me jugaron una mala pasada clavando trece truchas y solo logrando apuntar una. Si la memoria no me falla creo recordar que quedé en el  puesto 16, por lo que no conseguí ascender a la Alta Competición, aunque siempre muy contento por poder participar.

En los años siguientes no tuve muchas facilidades para practicar a pleno rendimiento este deporte con el nacimiento de mis hijos que son lo más importantes que nada en esta vida.

Este año 2015 retomo la competición con más ganas que nunca y espero seguir creciendo como pescador, montador de moscas y competidor.

Pablo Robles Piñón

Gijón – Asturias

ninfasymoscaspr.com

Anuncios